Colors: Green Color

Se cumplen ciento cinco años del natalicio del Premio Nobel mexicano de la Literatura, el poeta, ensayista y prolífico escritor, Octavio Paz.
En su magistral libro, “El Ogro Filantrópico” (1979), Paz desmontó a detalle y con un admirable orden lógico, el serial -casi inagotable- de falacias y contradicciones del marxismo-leninismo. Vaticinó la autodestrucción de este sistema político, muchos años antes de “La caída del Muro de Berlín” (1989).

No es fácil perdonar. Sin embargo, la sabiduría de la Biblia pide -manda- que se debe perdonar hasta setenta veces siete. Pero, posiblemente, pedir perdón sea más difícil. Pedir perdón de corazón, de deveras. De dientes para afuera, es fácil. Los abusadores de niños y mujeres, los violadores y golpeadores, y los infieles piden perdón con gran facilidad. Solo para volver a las mismas rápidamente. De esa manera, es fácil pedir perdón.

La Nación Mexicana, ¿desde cuándo existe? Hay quienes afirman que ya existía antes de la conquista española, y que la prueba es la ciudad de Tenochtitlán, que ya era una nación azteca o mexica o mexicana. Esto es relativo, pues cuando hablamos ahora de la Nación estamos hablando de un territorio muchas veces mayor que el de la capital mexica y de muchos otros pueblos. ¿Qué más hay?

En las ciudades grandes, con tráfico automotriz muy complicado, se ve un fenómeno interesante. En las horas más complicadas, a pesar de la paralización del tráfico, hay un silencio notable. Cuando ve uno a algún automovilista que toca su claxon con desesperación y ve sus placas, con frecuencia se da cuenta de que el automóvil viene de otro estado. Aparentemente los oriundos de la ciudad complicada, ya se dieron cuenta de que nada se resuelve con los bocinazos. En cambio, los de otras ciudades todavía tiene fe en la eficacia de los claxonazos y, si van acompañados de algún insulto, los creen aún más eficaces.

Subcategorías

Síguenos en la Redes Sociales

Recientes

Más leidos