Colors: Green Color

Este 10 de diciembre de 2018 se cumplen 70 años de la Declaración Universal de Derechos Humanos, mediante la resolución 217-A de la asamblea general de las Naciones Unidas. Fuertemente influida por los horrores de la segunda Guerra Mundial, la declaración fue redactada por un comité encabezado por Eleanor Roosevelt y con participación de los países que en ese momento eran parte del Consejo de Seguridad de la ONU. El documento fue firmado por casi todos los miembros de ese organismo, con la URSS, Sudáfrica y Arabia Saudita absteniéndose de aprobarla.

Ha vuelto a colocarse “bajo los reflectores” la opinión de que consumir marihuana es una droga inocua, que produce placer, bienestar y poco más, y que puede ser compatible con los estudios, el trabajo o cualquier otra actividad. Y esto lo sostienen algunos políticos, intelectuales, personas de relieve social.

La película de nombre “Inesperado” (Unplanned) es un testimonio, un gran testimonio de vida, de conversión de vida, por una parte, y de revelación del gran negocio de la muerte disfrazado de ayuda a la mujer. Es el efecto estremecedor de enfrentarse a la evidencia médica. “Lo que ella vio, dice la presentación del film, lo cambió todo”.

“No eres el centro del universo. En realidad, a nadie le importas. Es duro, pero es verdad […] yo estaba infernalmente ocupado sin alcanzar nada; de hecho, era mucho peor que nada: Era destructivo, despilfarraba dinero, tiempo y relaciones. Fallé repetidamente. Compré mi propia porquería. Después de mi enésimo fracaso, una increíble comprensión me invadió: a nadie le importé. Nadie recordaba mis errores. Aquí y allá las personas apenas tenían recuerdos débiles, pero se desvanecieron rápidamente. Yo era libre”. Este escalofriante texto fue publicado masivamente en marzo 2013; pero no provino del diario de un desequilibrado mental sino del artículo principal de la revista Forbes escrito por el exitoso Brent Beshore, CEO/fundador de una moderna compañía de inversión.

“Hasta los 26 años de su edad fue hombre dado a las vanidades del mundo, y principalmente se deleitaba en ejercicio de armas, con un grande y vano deseo de ganar honra”: así comienza la Autobiografía de Ignacio de Loyola (núm. 1). En estas palabras se hallan también las líneas principales de la película Ignacio de Loyola, producida por los jesuitas de Filipinas: el hombre dado a las vanidades y  a las armas, los deseos propios de un caballero de ganar honra, los grandes deseos y lo que Dios hará con ellos.

Subcategorías

Síguenos en la Redes Sociales

Más leidos

  • Semana

  • Mes

  • Todos