Ya estamos a punto de celebrar la navidad y nos damos cuenta que todo el ambiente cambia.

Nosotros nos ponemos más sensibles y el ambiente social es de más amabilidad.

Las tiendas están llenas de gente que compra regalos para sus seres queridos y se percibe un ambiente de fiesta.

¿Pero para quien es la fiesta de navidad?

La Navidad es el cumpleaños de Jesús por lo tanto, la fiesta debe ser para El.

Es bueno que nos demos regalos y que celebremos en familia pero no debemos olvidar al festejado, por eso aquí te dejo mis 5Tips para lograr celebrar a Jesús en la próxima Navidad.

PRIMERO. Que toda la familia sepa de quién es la fiesta.
Nunca es tarde para hacer esta reflexión en familia.

Podemos leer el evangelio o ver alguna película, dependiendo de la edad de nuestros hijos, el chiste es que todos los miembros de la familia hagamos conciencia de a quien le estamos haciendo la fiesta.

Si lo vemos así, el sentido de la celebración cambia ya que el centro de ella se vuelve Jesús y no los regalos o la cena.

Así le damos el verdadero sentido a la Navidad.

SEGUNDO. Preparen un regalo para el festejado.
Ya se que todos estamos ya preparando los regalos para nuestros seres queridos pero no podemos olvidar el regalo para el festejado.

Con los Niños pequeños podemos pedirles que sea un dibujo muy lindo, alguna manualidad o algo así. Con los. Líos más grandes ya puede ser que hagan alguna promesa porque ya tiene conciencia de lo que eso implica.

La intención es que tengamos algo que regalarle al niñito Jesús.

TERCERO. Cántenle las mañanitas y arrúllenlo.
Otro signo visible es que le cantemos las mañanitas a ese pequeñito que está recién nacido y que le arrullemos mientras cantamos algo para que se duerma.

Si tenemos este tipo actividades, nuestros hijos se acostumbrarán a ellas y será más sencillo que cada año podamos recordar que la navidad es la fiesta por el cumpleaños de Jesús.

CUARTO. Que en la cena esté presente Jesús.
Es importante dar gracias a Dios por los dones recibidos y que nuestra cena sea algo digno y sin excesos.

A veces hacemos tanta comida que después no sabemos qué hacer con ella.

Otras veces nos gastamos tanto dinero en esa cena que después andamos apurando pagando deudas sin necesidad ya que podemos hacer una cena rica y algo fuera de lo común pero si caer en excesos.

Debemos recordar qué hay niños y familias que no tiene que come y que no es lícito estar desperdiciando comida.

Si así lo hacemos estamos invitando a Jesús a nuestra cena y le estaremos dando su lugar.

Y QUINTO. Que nuestro corazón esté dispuesto para recibir a Jesús.
Aún es tiempo de hacer de nuestro corazón un lugar digno para que esté ahí el Rey de Reyes.

Podemos acudir a la confesión si es necesario, podemos hacer algunas obras de misericordia para tener con qué tapar al niñito Jesús.

Y podemos buscar estar reconciliados y llenos de amos en la familia ya que es con ellos con los que Dios nos ha puesto para llegar juntos al cielo.

Que Jesús nazca en sus corazones y que haga en ellos Su morada por siempre.

Feliz Navidad.

Dios te bendiga y mamita María te cubra con su manto.

@SilviaMdelValle


Síguenos en la Redes Sociales

Más leidos