Hablar de la mujer es entrar a un laberinto que no tiene fin, la mujer está llena de misterios y sentimientos que la hace ser un remolino de emociones indomables. Cuando se cree estar cerca del corazón de una mujer, descubres que se encierran mil capas de anécdotas y enigmas indescifrables...

La mujer guarda secretos en su corazón imposibles de ser revelados a los demás por temor a salir herida o saberse desnuda del alma...

Nos han dicho que somos la parte débil y vulnerable, y muchas veces lo hemos creído… qué pensarías si te dijera que la mujer es fuerte e indestructible, que dentro de ella se esconde una fuerza que rompe barreras y obstáculos cuando pretenden hacer algo en contra de sus convicciones… la mujer está hecha de material sólido, de un corazón vivo que sabe latir a mil por hora pero también sabe detenerse para tomar decisiones sabias en medio del caos y la obscuridad.

La mujer guarda en su interior un puñado de virtudes que la hacen ser incansable y apasionada, sus emociones a flor de piel la llevan a descubrir en el otro, el más profundo misterio de amor y entrega… una mujer sabe ser fiel y sabe amar sin medida, una mujer puede estar llorando por dentro y sonreírle al mundo con tal de sacar adelante a los que tiene a su lado.

El gran secreto de la mujer es que ni ella misma conoce de lo que es capaz de hacer por amor… su gran misterio se encierra en un corazón apasionado y vibrante que sostiene de pie a una familia entera, que abraza con fuerza y con la misma ternura que sea necesaria, que no conoce el tiempo y el espacio, que no sabe de protocolos sociales si se trata de defenderse, que sufre a solas pero sonríe en público, que es auténtica, maravillosa e incansable.

Estamos en tiempos de cambio, la mujer sale al mundo llena de ilusión, es una luz que no se apaga, es un impulso que contagia, es una llamada a la esperanza, es un abrazo eterno…

Hoy tenemos la posibilidad de seguir descubriendo juntas nuestros más profundos secretos, de seguir siendo fuente de inspiración en cada hogar, en cada lugar, en cada momento, en cada suspiro, en cada aliento, mientras exista vida, a ser luz en medio de la obscuridad, a llevar paz en medio del caos, a amar en medio de la soledad y la tempestad...

En tiempos difíciles recuerda:

No estas sola

Eres fuerte

Abraza tu realidad y enfréntala con valentía

Atrévete a empezar de nuevo

No se brilla apagando la luz de los demás

Que cada día el amor te sorprenda y te llene de dicha para salir al mundo y mostrarle de que estas hecha, que cada día te sorprendas a ti misma por todo lo que has logrado en tu vida, que cada día te veas frente al espejo y te ames tal cual eres.

No pierdas la vida mirando fuera de ti, entra en tu intimidad y descubre que dentro está el más valioso secreto que puedes poseer… Tú misma.

@AdrianaROficial

-------------

Adriana Ruvalcaba es escritora, conductora de radio y TV, conferencista y miembro SIGNIS México


Síguenos en la Redes Sociales

Recientes

Más leidos