Colors: Blue Color

Muchas actitudes de los niños y adolescentes son estimuladas en gran parte por determinadas influencias de la sociedad de consumo a la que pertenecen. A través de la publicidad y los medios de comunicación se generan “necesidades” que en realidad son superfluas. De este modo se fomenta el deseo de gastar cada vez más, en vez de gastar mejor.

Nuestros jóvenes y niños ya no saben esperar. Quieren todo de la forma y en el momento en que lo quieren.
Por eso es necesario que pongamos énfasis en inculcarles la paciencia como virtud en la vida cotidiana para que puedan hacer frente a los contratiempos y dificultades que se les presenten.

Cierto día me vino a ver al colegio, una madre de varios alumnos –tenía dos en la primaria y dos en la secundaria-. Con toda sencillez y franqueza, me hizo esta pregunta al terminar mi clase, mientras los jóvenes salían del salón:
-Profesor, ¿por qué unos hijos nacen como “árboles torcidos” y otros, en cambio, crecen como “árboles derechitos”?

La justicia es una virtud, de ella se derivan otras virtudes, por eso, es una de cuatro virtudes cardinales. Las virtudes se encuentran en las personas que las cultivan. Entonces, cuando pedimos justicia tenemos que encontrar a personas justas que vivan la justicia, que den a cada quien lo que les corresponde.

Síguenos en la Redes Sociales

Más leidos