Que los laicos ademas de ser buenos en la pastoral, somos también buenos para ayudar a transformar a la sociedad... ¡Claro que sí se puede!