Antes de echar campanas al vuelo habría que esperar a ver de cuanto será realmente el tan cacareado "bajón" en el precio de la gasolina. Igual que en otros renglones de su script, el presidente Peña nos quiere "vender" como un gran resultado de sus reformas el tema de la apertura de la importación de gasolina, pero si esto va a resultar como la disminución en el precio de la luz, lo que nos está diciendo es:  "Mira Bartola, ahí te dejo esos dos pesos, pagas la renta, el teléfono y la luz...".