Al parecer en la comisión anticorrupción del PAN la justicia además de ser ciega (como debe ser la justicia), es ¡lentiiiiiiisima! (como es en México).

Un año después que empezaron los periodicazos en contra del panista incomodo Guillermo Padrés, ¡por fin! reaccionó dicho órgano de Acción Nacional.

Lo malo para el CEN es que lo hizo hasta que en el PRI se dieron varios golpes mediáticos -la suspensión de derechos y la renuncia de Duarte a la gubernatura- que el PAN y su TERRIBLE fiscal anticorrupción despertó de su largo sueño, frente a un hecho tan escandaloso.

En fin, aquí pareció oirse la voz de aquella tortuga del chiste -muy conocido por cierto- que dice: "si siguen hablando mal de mi ¡no voy!". ¿A poco no?


Síguenos en la Redes Sociales

Más leidos