Después de la muerte de Fidel Castro corren y correrán diversas versiones.

Estas irán desde la aVERSION hasta la diVERSIÓN. La aVERSiÓN es la de aquellos que como Donald Trump lo califican como "un brutal dictador que oprimió a su propio pueblo por cerca de seis décadas"... o la diVERSIÓN que es como la de López Obrador, quien calificó a Fidel Castro como un gigante a la altura de Nelson Mandela. Y con tanta versión yo me quedo con la que dice "Lo que se ve no se juzga" ¿A poco no?.