No es raro que de repente uno que otro católico despistado pretenda ocupar el centro del anuncio cristiano, en lugar de poner en este a Jesús resucitado y tampoco es raro que haya quienes víctimas del mismo despiste lo acepten.

Esto nos recuerda aquel dicho que dice: "El que no conoce a Dios a cualquier santo le reza". Y ya entrados en tema, basta recordar lo que sucede con el culto a la "santa muerte", culto en el que muchos católicos están cayendo y que demuestra lo mucho que falta por hacer para evangelizar a la gente de nuestro tiempo.

Hablando de comunicación, dejar de lado  a Cristo Resucitado como centro de nuestros mensajes evangelizadores, equivale a darle al mundo puros volantitos en lugar de asombrarlos con impresionantes espectaculares. ¿A poco no?


Síguenos en la Redes Sociales

Recientes

Más leidos