Ya se daba por muerto a "El Bronco" y resultó el más "vivillo" de todos. Pues según los consejeros del INE -que terminaron muertos de coraje- el paquete de firmas del gobernador con licencia de Nuevo León, contenía firmas... ¡de muertos!, firmas duplicadas, y credenciales que no eran de elector, ¡Ni hablar!, el pedigri del bronco es sin duda alguna cien por ciento priista.

Por otra parte, El Bronco resultó ser ni más ni menos que el candidato del Club de Porky ( El tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación) y dado que miles de muertos le dieron su aval, es también el candidato del más allá... de la ley.

De plano, la democracia en México tiene un titipuchal de enfermedades. Esta última, es una fuerte "Bronconeumanía". ¿A poco no?

@Tom_Pich


Síguenos en la Redes Sociales

Más leidos

  • Semana

  • Mes

  • Todos