Como dijera el filosofo Mario Moreno Cantinflas, ¡No hay derecho chato!, resulta que a cuatro meses de iniciado su gobierno, el popularísimo AMLO, siempre "escurre" el bulto" para evitar asumir la parte de responsabilidad frente a acontecimientos como la trágica matanza ocurrida en Minatitlán Veracruz.

A Andrés Manuel López Obrador ya se le volvió una mala costumbre, echarle la culpa a quien se le ocurre, cada que enfrenta situaciones complicadas que debe resolver y que evidentemente no sabe como hacerlo.

No es lo mismo ser borracho que cantinero, por eso, al presidente la realidad se le rebela cada vez con mayor frecuencia. Sobra quien lo pone en evidencia, como lo hizo el periodista de Univisión Jorge Ramos que lo cuestionó sobre su ramplón optimismo en materia de asesinatos y (como siempre) salió con la clásica respuesta de que él tiene otros datos.

En el contexto del asesinato múltiple acontecido en Veracruz, ya suenan voces de periodistas de medios identificados con el pejismo, como es el caso de SDP (el Sendero del Peje), en donde la columnista Verónica Malo Guzmán, publica una nota que de forma y  fondo es una aguda crítica a López Obrador y al gobernador Morenista de Veracruz, Cuitlahuac García, al segundo por su incompetencia y a AMLO por asumir una postura muy parecida a la de Peña Nieto con el caso de Ayotzinapa. (Ver https://bit.ly/2IzX3oI)

Concluyendo, resulta que AMLO es el responsable de la conducción del país, pero como quien dice todavía no, por que hasta dentro de seis meses garantizará la paz en Veracruz, bueno eso dice él, aunque diga después que no lo dijo... pues como quien dice "Ahí está el detalle chatos!"

@Tom_Pich