Las cartas de amor son mejores cuando el remitente es correspondido por el destinatario, cuando no, el remitente queda sólo como un ¡rogón!

La amistad es mejor cuando es de ida y vuelta. Y en otro sentido, la amistad es como las perlas, no hay que darlas a los cerdos, porque estos la pisotean.
Por una extraña razón, nuestro "Peje del Ejecutivo" se ha mantenido firme en una actitud pacíficamente extrema, frente a un horrible "buleador" como lo es Donald Trump.

Extraña e inusual actitud, sobre todo viniendo del primer "buleador" de la nación. ¿Será porque en está relación aplica el dicho "para un cabr... cabr... y medio”? Saque Ud. sus conclusiones.

@Tom_Pich