¡No me ayudes comadre!

Estamos en una época en donde las contradicciones brincan por todos lados. En el caso de las manifestaciones de las mujeres en vs la violencia en contra de ellas, la violencia ha hecho acto de presencia provocada por ¡mujeres! Sería un error -¡y un horror!- que por quienes cometen ese tipo de acciones se calificara a todas las mujeres como violentas, pero de que hay unas que son bravas, ¡las hay!

La realidad es que la violencia no es condición de hombres o de mujeres, es condición humana. El punto es que a lo largo de la historia de la humanidad, muchos varones -no todos- han cometido  violencia en contra de las mujeres... nomás porque han creído que tenían derecho a hacerlo y además porque son más fuertes. El péndulo ahora viene de regreso y ahora muchas mujeres -no todas- piensan que tienen derecho a cobrarles los platos rotos a todos los hombres.

Lo cierto es que ni unos ni otras tienen derecho a ejercer violencia en contra de nadie, pero hay corrientes ideológicas que llegan a alentar esas actitudes destructivas. El "hembrismo" no es la alternativa contra el "machismo", la alternativa es el humanismo integral y el asumirnos como verdaderos homo sapiens.

La reciente marcha del día internacional de la no violencia contra la mujer se vio manchado por la violencia ejercida por mujeres. Como decía mi abuelita ¡no manchen! o mi abuelo que era más deslenguado: ¡no la chiflen, que es cantada!

@Tom_Pich