La salida del PAN de Javier Lozano Alarcón trajo a la memoria la vieja melodía de las golondrinas, también recordó la parábola del hijo pródigo y aquel popular dicho que dice "de lengua me como un taco" y además ese otro clásico refrán político que dice: "es un error vivir fuera del presupuesto".

Enero lo empezamos muchos haciendo nuestra lista de propósitos de año nuevo. Quizá no sea el propósito de todos los mexicanos, el lograr que el 1 de julio el PRI se vaya de la presidencia, ojalá sea el de la mayoría, pues no es sólo porque se trate del PRI, sino porque está a la vista que en los cinco años del actual gobierno a una gran cantidad de mexicanos la situación se nos ha puesto de color de hormiga, particularmente en el tema económico.

Ahora sí, el presidente Peña hizo un despistadero monumental. Despistó -es decir sacó de la pista- a dos de los priistas más anotados en los medios de comunicación, como los posibles candidatos del PRI a la presidencia de la República: Osorio Chong y Aurelio Nuño; despistó a más de un articulista, cuando declaró en una entrevista banquetera: “Andan bien despistados todos, el PRI no elige a sus candidatos por aplausos” (le faltó decir que no lo elige el PRI, sino el presidente priista y es por dedazo, no por aplausos); y seguro despistó a más de un priista, igual que a los analistas, cuando pensaron que con esa declaración el despistado sería José Antonio Meade.

Ayer twitter le dio al mundo una buena noticia y 11 minutos después una mala... La buena noticia fugaz fue que la cuenta del presidente de los Estados Unidos había sido borrada, la mala fue, que el borrón había sido corregido y @realDonaldTrump nuevamente estaba on-line. Al principio la propia compañía del pajarito azul, difundió que todo había sido un "error humano" inadvertido, después reconoció que la desactivación habia sido realizada por un empleado de atención al cliente en su último día de trabajo.

Con la telenovela "Papá a toda madre" televisa vuelve a tratar de darle "gato por liebre" a los televidentes, como lo hizo recientemente con la historia de Frida Sofía, misma que tejió durante los momentos posteriores al sismo del 19 de septiembre.