Escuchando en días pasados a Leonardo Curzio, me enteré de un problema que se presenta con el uso del 911, el teléfono de emergencias. Resulta que durante el primer semestre del 2017, de 61 millones 639 mil 418 llamadas de alerta recibidas por este servicio, 54 millones 859 mil 082 fueron falsas.

Como las gallinas, el secretario de Comunicaciones y Transportes del gobierno federal en cuanto empezó a hablar con la prensa sobre la tragedia del socavón de la carretera express de Cuernavaca, se dedicó a tirar tierra para todos lados, cargándole responsabilidades a todos... menos a sí mismo. Cuando se le cuestionó si renunciaría al cargo de secretario, respondió que solamente si se lo pedía su jefe y más tarde desde Los Pinos pareció resonar la típica frase: "¡No te preocupes... Gerardo!" cierto, que se preocupen los demás.

El show de este lunes fue la extradición del risueño "JaviDu", el exgobernador veracruzano de la "monalisea" sonrisa y la mirada de loco. En medio de un impresionante operativo y una amplísima cobertura llegó Javier Duarte a México directo de Guatemala. Fue evidente la "cálida" recepción por parte de la gente que se apostó para ver su paso, del hangar de la PGR al reclusorio norte y con toda seguridad el deseo popular es que el exgobernador pase de "gautemala" a "guatepeor", lo cual está por verse.

En México usamos muchas frases para expresar que alguien nos quiere engañar: "Se quieren pasar de listos", "nos quieren ver la cara", "se hacen que la virgen les habla", "le juegan al vivo", "se hacen patos".

"No respondo chipote con sangre, sea chico o sea grande".  Tal como se ve, en el proyecto de la oposición de construir el Frente Amplio Opositor al PRI, corre el gran peligro de darse un "frentazo" con la "rebatinga" verbal que ya se da entre los opositores de diferentes colores y sacarse un chipote monumental ¡con mucha sangre!

Síguenos en la Redes Sociales

Más leidos