Una vez concluido el proceso electoral 2017 el día 4 es el momento de sacar conclusiones. ¿Cuál fue la estratégia que rindió mejores resultados para los contendientes? Sin duda la kuinotécnia. Sólo hay que echar un vistazo y a ojo de buen cubero podremos ver que, particularmente en el Estado de México, los dos punteros que fueron quienes echaron mano de recursos no permitidos por las autoridades en la materia, quienes sirvieron para dos cosas: para nada y para nada.

Si la democracia mexicana fuera un traje, sería de pura lana... de dudosa procedencia. Solo hay que ver lo que está sucediendo en los procesos electorales del 2017 en Edomex, Nayarit, Coahuila, en donde el señor "don dinero" ha sido el protagonista principal del convencimiento de muchos ciudadanos para "motivarlos" a participar en esta elección.

"Con dinero baila el perro", "¿De a cómo no?", "¿Cómo vamos en la encuesta? ¡Como usted diga patrón!"... En el tema de las mediciones de las empresas encuestadoras habría que tener mucho cuidado en darles crédito o no. Ya son varias ocasiones en las que han demostrado no ser tan certeras sus cifras, las cuales siempre se transparentan una vez que acaba el proceso electoral.

Las detenciones de dos "ilustres" y "respetables" miembros de la clase política mexicana generó grandes suspicacias en varios sectores de la sociedad. Como siempre ocurre, desde que existe el foro de las redes sociales, los memes no se dejaron esperar. Uno de ellos con la imagen de Javier Duarte decía: "Ábrase en caso de emergencia electoral". Los moneros tampoco perdieron la oportunidad para retratar la percepción que en la mayoría quedó: que estas detenciones fueron ejecutadas, más que con un propósito de hacer justicia, como un instrumento electoral para mejorar la deteriorada imagen del priismo nacional.