Genio y figura hasta la muerte... así se ve el gobierno de EPN, quien después de haber tenido un discurso de "entrada de caballo" todo parece indicar que tendrá una "salida de burro flaco". Genio y figura, es decir camaleónico, cambiando de tono y de color según las circunstancias o dependiendo del actor político que tenga enfrente, así es como se ha comportado el gobierno peñista.

Sí Manlio Fabio Beltrones se pusiera frente al espejo del cual esperaba el reflejo de una imagen triunfadora del PRI (9 de 12 gubernaturas) y le preguntara: “ Espejito, espejito dime quien es el responsable de esta debacle” seguro el espejo le respondería: “El primer priísta del país, el chino que despacha en Bucareli y tú”, “pero prepárate pues sólo tu cabeza rodará” y es que como dice el dicho “cuando el río suena agua lleva” pues en los pasillos del mundillo priísta resuena el rumor de la caída de Manlio de la dirigencia nacional del PRI, al parecer pasará de ser uno de los políticos priístas más importantes a ser simplemente un chivo… expiatorio.

Las elecciones del 5 de junio están enfermas de una fuerte tufitis, pues al tufo del narco habría que añadir el de la descomposición de los partidos políticos, de varios de sus candidatos, de sus campañas que poco aportan en materia de propuestas de gobierno y en cambio abundan en señalamientos, descalificaciones y en no pocas ocasiones calumnias a contra sus adversarios.

Con el caso de "Lady 100 pesos", el tema de la alternativa de los ciudadanos como antídoto para combatir los males que todos señalan del mundillo de la política, se vuelve a demostrar que no pasa de ser un buen deseo. La ciudadanización de instituciones o de ámbitos como la política no son garantía de mejora de estas y otras realidades.