Son varias las formas coloquiales que en México usamos para decir que hay tener fuerza de voluntad para lograr metas, objetivos, sueños o superar situaciones adversas: “echarle ganas”, “ponerle galleta”, “ponerle h….” , lo cierto es que en la situación que vive el país el Papa Francisco nos dejó un claro ejemplo de lo que significa esta mexicana expresión, pues él en ningún momento dejó de echarle ganas.

El Papa ha traído a México todo un lote de sacos de la marca “Netas”. En sus discursos ha soltado verdades a diestra y siniestra,  unas de manera muy diplomática (aptas sólo para entendedores de pocas palabras), otras más directas y unas de plano “duro y a la cabeza”. En la repartición les ha tocado a todos, a los de sotana  y a los de traje.

Pienso que todos los Papas que he conocido ha sido muy claros en lo que han querido comunicar, ciertamente cada uno con su particular estilo. Por ello me da la impresión que lo que ha llamado la atención del Papa Francisco a los comunicadores es el estilo coloquial e incluso "dicharachero" del Papa Francisco. Y esto lo podemos comprobar al leer los mensajes que durante su pontificado ha dicho. Por si cupiera alguna duda, basta ver lo que expresó en la entrevista realizada con la Agencia Notimex, en donde se pueden encontrar un conjunto de ideas dichas con el peculiar estilo del Papa, en las cuales explica conceptos propios de la enseñanza de la Iglesia de una manera cordial, simpática, franca y muy clara. De lo dicho por él me llama la atención la insistencia en llamar a los católicos a asumir nuestra responsabilidad social, sobre todos si somos laicos.

Con frases como "si la fe no sale a la calle, no sirve, y que la fe salga a la calle no significa solamente hacer una procesión",  “En la vida pública, en la vida familiar, al templo a rezar, pero después salir”, Renovar la fe quiere decir hacerla “salidora”, hacerla callejera, que no le tenga miedo a los conflictos, sino que busque solucionar los conflictos familiares, escolares, sociales, económicos", el Papa nos dice que los cristianos debemos asumir el reto de transformar nuestra sociedad. Por eso la pregunta a todos los laicos católicos, respecto al mensaje del Papa Francisco previo a su visita a México, es "¿Así o más clarito?"

Tanto el grupo de expertos independientes, como los forenses argentinos han llegado a conclusiones que refutan la "verdad histórica" sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, esgrimida por el gobierno de EPN a través del entonces procurador, Jesús Murillo Karam y posteriormente defendida tercamente por la PGR.

Al ver el "debate" político entre panistas y priístas de alto nivel, que dicho sea de paso ¡está de-batidillo! no puede uno evitar recordar los pleitos entre chamacos, en el que se jugaba el honor cuando uno le decía a otro: "¡eres un mariquita!" y la respuesta furiosa era: "¡tú más! ¡y tu abuelita también! ó "¡Eres un burro!" ¡y la réplica inmediata era!: "¡botellita de jerez, todo lo que digas será al revés!.