• Cáritas México coordina el esfuerzo nacional de la Iglesia y sociedad
  • USEM, CCE, Coparmex, CIMC, se solidarizan con los más necesitados

Ciudad de México, 24 de abril de 2020.- Los integrantes de SIGNIS México se incorporaron a la iniciativa “Cadena Solidaria de Alimentos y Medicinas” de la Conferencia del Episcopado Mexicano, CEPS-Cáritas, el sector empresarial mexicano y la sociedad, impulsada para paliar los efectos de la pandemia sanitaria que resiente México y el mundo, y la recesión económica derivada de las medidas aplicadas por los gobiernos de los países (nacionales, estatales y  municipales), las cuales han causado un alto desempleo, escasez de alimentos y de medicinas.

A través de esta campaña se hace llegar despensas a las familias que más lo necesitan, quienes desgraciadamente han perdido su empleo y su fuente de ingresos, por lo cual están resintiendo el fantasma del hambre. Recibe las solicitudes de auxilio y necesidad que hacen las personas desde cualquier parte del país, a través de un teléfono nacional y de plataformas digitales.

El Obispo auxiliar de Monterrey y Secretario General de la Conferencia del Epsicopado Mexicano, Mons. Alfonso Miranda, en conferencia virtual, precisó la preparación, articulación y vinculación de esta iniciativa fue delegada a Cáritas México, presidido por Rogelio Narváez, la cual cuenta con una estructura nacional de 74 Cáritas Diocesanas, 74 Vicarias de Pastoral y 850 Cáritas Parroquiales. A través de este gran esfuerzo nacional se mantiene la esperanza de miles de familias; con el apoyo de organizaciones empresariales y de la sociedad civil, entre ellas SIGNIS México, presidida por Ricardo Cruz, se respaldan las solicitudes procedentes de las diferentes entidades federativas.

Este esfuerzo se sustenta en la generosidad de las personas, quienes puedan hacer la aportación de recursos, para beneficiar a los más necesitados en esta emergencia sanitaria y económica. El contacto para realizar dichas acciones es el número 01 800 CARITAS (2274827) o a través de la plataforma www.donadespensas.mx, desde donde se hace la invitación para efectuar donaciones por medio de las plataformas digitales de las instituciones que se vayan sumando. A partir de este momento, las donaciones recibidas en la cuenta de Cáritas Mexicana I.A.P. en Bancomer, Cuenta 0123456781 y CLABE: 012180001234567815, son destinadas a esta campaña.

El Padre Rogelio Narváez, Secretario Ejecutivo de la Comisión Episcopal para la Pastoral Social, reportó que a partir del 12 de abril pasado comenzaron a recibir donativos a través de la cuenta de la institución con los cuales se adquirieron despensas, que son distribuidas a municipios como La Paz, Guadalajara, Cuautitlán Izcalli, San Cristóbal de las Casas, Chetumal y Morelia entre otras localidades. Hay alrededor de miles de personas vinculadas a la estructura de CEPS-Cáritas, quienes constituyen el mejor canal para hacer llegar los apoyos.

Monseñor Miranda Guardiola, destacó los esfuerzos concertados de la Iglesia con los empresarios y la sociedad civil para mitigar los efectos provocados por la emergencia sanitaria por Covid-19, y las medidas adoptadas por el gobierno federal y las administraciones estatales y municipales, como el desempleo, la escasez de alimentos y de medicamentos en las familias mexicanas.

A pesar de la reconocida solidaridad de los mexicanos, los apoyos recibidos no han sido suficientes. Hasta el día 23 de abril habían contabilizado apoyos para 3 mil 941 despensas, pero las solicitudes rebasan las 4 mil 772 necesidades, lo cual representa un déficit de 781 despensas. Cada despensa básica tiene un costo de 200 pesos. Los empresarios comprometidos con la campaña han buscado acuerdos con grandes abarroteros y las empresas integrantes de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicios y Departamentales (Antad) para hacer rendir los recursos recibidos.

El secretario ejecutivo de la Comisión Episcopal para la Pastoral Social y presidente de Cáritas Mexicana, Presbítero Rogelio Narváez Martínez, hizo un llamado a todos quienes puedan aportar en esta iniciativa. La creación del operativo “ familias sin hambre, cadena de alimentos y medicinas”, está ayudando a los que han hecho la solicitud a través de las redes Cáritas diocesanas en las diversas localidades del país.

Fernando Milanés García Moreno, presidente de La Confederación de las Uniones Sociales de Empresarios de México (USEM) agradeció a Aliarse por México, al Consejo Coordinador Empresarial,  Coparmex, Equipo Laico al Servicio de la Pastoral, Juntos por México, SIGNIS México, Concamin, Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), entre otros cientos de organizaciones y colaboradores, quienes buscan e implementan estrategias para después de la crisis de salud, la apertura de bolsas de trabajo para quienes hayan perdido sus empleos a raíz del quiebre o cierre de empresas, y quienes necesitan ayuda para levantarse.