Ciudad de México, 14 de septiembre de 2020.-  Con el fin de renovar nuestra fe y confianza en Cristo Nuestro Señor, y orar por la intercesión de Nuestra Madre Santa María de Guadalupe, para que los cristianos seamos escuchados, consolados y aliviados de nuestras aflicciones, específicamente ante la pandemia por el Covid 19, que ha ocasionado más de 911 mil fallecidos en el mundo y más de 28 millones de contagiados, SIGINIS México, la red de comunicadores católicos, se sumó a la convocatoria a los movimientos y asociaciones de laicos católicos a la Primera Peregrinación Internacional Virtual a la Basílica de Santa María de Guadalupe en la Ciudad de México, bajo el lema “Unidos a los Pies de la Guadalupana”, el próximo sábado 19 de septiembre, a las 5:00 p.m. hora central de la capital del país.

A través de una conferencia virtual, Monseñor Víctor Alejandro Aguilar Ledesma, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Morelia y presidente de la Comisión Episcopal para los Laicos, y Jorge Rivera, presidente nacional de Movimiento Testimonio y Esperanza (TyE), respondieron a los cuestionamientos sobre esta peregrinación virtual a representantes de los medios de comunicación en general de México, sobre los esfuerzos para responder con fe y esperanza la crisis económica y sanitaria por la pandemia de coronavirus Covid-19, que en nuestra Patria ha ocasionado más de 70 mil fallecimientos y 650 mil contagios, colocándolo como el cuarto país que más ha resentido la pandemia, sólo después de Estados Unidos, Brasil e India. Ante estas circunstancias, Monseñor Víctor Alejandro Aguilar Ledesma destacó la constitución de un hibridismo pastoral evangelizador, virtual y presencial, para trasmitir la palabra de Dios a todos los confines del mundo.

La multitudinaria peregrinación virtual a la Basílica de Guadalupe, el 19 de septiembre, iniciará a las 5:00 p.m. (hora de la Ciudad de México), y comenzará con el rezo del Santo Rosario y continuará con la celebración de la Santa Misa, presidida por Monseñor Víctor Alejandro Aguilar Ledesma. Ante los cuestionamientos de los comunicadores de SIGNIS México,  que preside Ricardo Cruz, y Carlos Valles, vicepresidente, se explicó que el propósito de la peregrinación virtual, la cual se transmitirá a través del sitio www.peregrinacionvirtual.org, es fortalecer nuestra determinación de amar solidariamente a nuestro prójimo, más necesitado y vulnerable, apartándonos de nuestra indiferencia y egoísmo, como nos llama el Papa Francisco; pedir por el fin de la pandemia; reconocer la fortaleza, generosidad, talento y sabiduría de médicos y trabajadores de la salud, y por los científicos que buscan una solución médica y una vacuna eficaz; orar por que las decisiones de los líderes de todo tipo y ámbito estén guiadas por el bien mayor y común, apartándose de ideologías e intereses políticos personales y de grupo; y por el respeto, protección e integridad de toda vida humana, por el matrimonio y la familia natural en todo el mundo; para que sea protegida y garantizada por las leyes y las políticas públicas.

Jorge Rivera, presidente nacional del Movimiento Testimonio y Esperanza (TyE), que organiza la peregrinación, resaltó: ante la doble crisis sanitaria y económica, “había la necesidad de hacer algo frente a un contexto que parece agobiante y pareciera que muchos están perdiendo la fe, especialmente nos hemos olvidado de la Madre de Dios, nos hemos olvidado que somos guadalupanos. Indicó que, en el continuo trabajo con la Dimensión Episcopal para los Laicos de la CEM, “empezamos a involucrar a más grupos, movimientos”. De esta forma, en distintas partes del rezo del Rosario el 19 de septiembre participarán diversos movimientos, entre ellos Regnum Christi, Unión de Voluntades y la Dimensión Episcopal Mexicana de Pastoral de Adolescentes y Jóvenes (DEMPAJ) de la CEM. Y en la peregrinación se presentarán además “testimonios de diferentes partes, de Costa Rica, Chile, Brasil, República Dominicana, que nos comparten qué es para ellos rezar, qué es para ellos la Virgen de Guadalupe, por qué rezan el Rosario”, precisó.

Monseñor Víctor Alejandro Aguilar Ledesma recordó que nuestra madre de Guadalupe ya ha mostrado sus milagros con nuestro país, el continente y otras partes del mundo, por ello es que recurrimos nuevamente a ella con nuestra oración humilde en su “Casita del Tepeyac” para que ilumine y fortalezca a los cristianos y hombres de buena voluntad para enfrentar esta pandemia con obras específicas y de caridad y que la gracia de Dios intervenga y se derrame “para el bien de los que aman a Dios” (Rm 8,28-30). Destacó que, en estos nuevos tiempos, lo digital llegó para quedarse, por lo que tenemos que aceptarlo, utilizarlo, pero no substituir lo presencial, debe constituirse un hibridismo pastoral evangelizador, en esta época de cambios profundos, cuando la pandemia nos vino a fracturar, por lo que debemos adaptarnos y animar el cambio. Es una oportunidad histórica, para la Iglesia que peregrina, que no está estancada, que no se paraliza, que va caminando.

Los laicos, resaltó, siguen siendo un gigante dormido, muchos están apanicados, miedosos, no quieren salir, va a ser muy difícil que colaboren. A otros no les importa nada, ni el virus, ni la pandemia, son indiferentes, sin compromisos. Son la parte de un reto a conquistar, cómo llegar a ellos, a través de las redes sociales. Pero otros más siguen participando, son generosos, producen y transmiten muchos productos de evangelización. Monseñor Aguilar Ledema ratificó su esperanza en el laicado, porque siempre nos despiertan. “En México, veo muchos laicos preocupados por la situación del país. Todo esto hace que estén inquietos, buscan quién articule, quién haga cabeza, quién mueva la participación de los lacios… Nuestra Iglesia y nuestra Patria merecen laicos de este nivel”, resaltó.

Monseñor Aguilar Ledesma destacó que, en esta pandemia, el Papa Francisco nos ha pedido, a todos los que estamos en esta barca, que hay que agarrar nuestro remo, trabajar en equipo, hacer sinergia, con un nuevo aprendizaje, trabajar pastores con lacios, dejando protagonismos y sumándonos al trabajo. “Hemos estado dormidos, el peregrino no puede estar dormido, nos  ha ganado las ideologías….”, señaló.

COMUNICADO OFICIAL