"Recuperamos miles de miles de cartuchos de bala y los sacamos de circulación. Los fundimos y los convertimos en la Virgen, que tiene una carga poética que para mí es fundamental. Es negar la muerte y afirmar la vida", explicó Armando Granja a TVN Noticias.

Un escultor colombiano radicado en Panamá desde hace 40 años fue el encargado de confeccionar la custodia ante la que el papa Francisco y los jóvenes permanecerán en Adoración al Santísimo durante la vigilia del sábado 26. Está hecha con la fundición de casquetes de bala, simbolizando un profundo mensaje de paz.

Su creador: Armando Granja, llegado hace 40 años a Panamá, cuando Colombia vivía una realidad de violencia que se repetía en toda la región. El refugio para él y su familia fue encontrado en Panamá, país que unos años después fue estremecido con la invasión militar.

La custodia es María quien sostiene a Jesús en su vientre, acunado en sus manos, con la luna bajo sus pies, así como señala el Apocalipsis. La corona y la forma están inspiradas en las peinetas y las prendas de la pollera (traje típico femenino de Panamá). Las flores de fondo también son usadas en la pollera y la base, y asemeja un mundillo, que es el instrumento usado para confeccionar las trencillas que lleva la pollera.

Sus tres metros de altura permitirán que cualquier peregrino pueda verla desde lejos. Retrata la figura de la Virgen María y como todo en el pontificado de Francisco se sale de lo tradicional al no ser de oro, sino de la fundición de casquillos de bala, reflejando la realidad latinoamericana de violencia, y transformándola en un mensaje de paz, amor y humildad.

A la custodia aún le faltan algunos detalles, pero que no se podrán ver hasta la noche del 26 de enero.

Información de: www.aica.org y www.tvn-2.com


Síguenos en la Redes Sociales