Ciudad de Panamá, 25 de enero 2019.

Previo al encuentro programado con jóvenes privados de libertad del Centro de Cumplimiento de Menores de Pacora, el Santo Padre realizó una breve visita al Colegio Las Esclavas, donde se hospeda la delegación de peregrinos cubanos y que se encuentra ubicado muy cerca de la Nunciatura Apostólica. El Santo Padre sorprendió a más de 400 jóvenes cubanos quienes lo recibieron con gran alegría y emoción.

Al terminar la misa El Santo Padre dio la bendición final y dirigió un cariñoso saludo a los jóvenes cubanos. Dijo que se ha sido por el “recuerdo tan lindo” de la juventud cubana en sus visitas a Cuba que decidió ir a saludarlos. También agradeció su presencia “tan numerosa” en la JMJ.

El Papa Francisco entró poco antes de terminar la celebración eucarística y se sentó hasta atrás, junto a los jóvenes, causando gran emoción y sorpresa. La algarabía y los murmullos no se hicieron esperar. El Santo Padre los exhortó a continuar en oración y a permanecer atentos a la celebración.

Después de la bendición, el Papa Francisco, con el tono bromista que les caracteriza, “regañó” cariñosamente a los presentes por el alboroto que se suscitó cuando entró al recinto. “Dejaron solo a Jesús. No lo vuelvan a hacer” les dijo.

“Fue una experiencia muy bonita y muy emocionante. Estar con él, hablarle, escucharle y ver a tantos jóvenes emocionados fue realmente una experiencia renovadora” comenta Adrián Martínez, uno de los presentes.

Información: Amalia Ramos y Adrián Martínez /SIGNIS Cuba

Fotografía: Adrián Martínez Cádiz / SIGNIS Cuba


Síguenos en la Redes Sociales

Más leidos

  • Semana

  • Mes

  • Todos