CARACAS, VEN 11 marzo 2019 (Especial).- Tras cuatro días de falta de suministro eléctrico en gran parte del país, el sacerdote venezolano y presidente de la organización católica de comunicación SIGNIS Venezuela, Néstor Briceño, denunció los efectos que ha dejado la suma de malas decisiones del gobierno de Maduro: crisis humanitaria, represión y grave desinformación a la población.

“Desde el jueves (7 de marzo) no hay electricidad; el suministro va y viene, son ya cuatro días sin electricidad...”.

La explicación de la falta de suministro podría deberse a la falta de mantenimiento de la industria eléctrica nacional; al menos eso han planteado algunos expertos. Sin embargo, para el régimen, el problema podría ser externo: un ataque orquestado contra las plantas de energía con misiles o hackeo digital.

Pero el sacerdote considera que la explicación sencilla es más lógica: “El gobierno ha creado una matriz informativa completamente falsa”. La acusación del gobierno de Maduro a ataques con misiles o pulsos electromagnéticos “son fantasías imposibles”.

“Lo cierto es que estamos sin electricidad, hay crisis humanitaria en todo sentido”. Comenzando por la refrigeración de alimentos perecederos. Según la Asamblea Nacional, la cifra de muertos suma oficialmente 26 personas aunque no se descartan algunas más.

“Es una situación crítica. El país sin electricidad y lo difícil que será recuperar el tendido eléctrico. Por ejemplo, la siderúrgica del Orinoco tuvo que parar por la falta de suministro. Se supone que no debe parar nunca, pero ahora que lo ha hecho es prácticamente imposible reanudar el servicio”.

El problema es saber a ciencia cierta las bajas civiles y lo que podrá suceder en el futuro inmediato: “Tenemos desinformación, mucha gente no sabe lo que sucede. Briceño considera que más del 70 por ciento de la población está aislada de redes de información y acusa que, aunado a la falta de información, se utiliza a  periodistas que el régimen ha pagado y que abonan al clima de desinformación.

En ese contexto, el sacerdote comparte que en Venezuela las manifestaciones se agudizan en represión: “Empiezan a estallar manifestaciones, pero si anteriormente el gobierno de Maduro no había reprimido las manifestaciones, en los últimos días sí ha reprimido las convocadas por el presidente Guaidó”.

“Vivimos una verdadera dictadura. Casualmente, cuando habla Guaidó, se caen las redes, la electricidad. Por supuesto, sería especular que esto fuera a propósito, pero tenemos la legítima duda.”.

Finalmente, el sacerdote Briceño hace un llamado a la comunidad venezolana y la comunidad internacional a que se rompa el cerco de silencio, que se informe de lo que realmente ocurre en el país sudamericano.

Redacción: Felipe de Jesús Monroy

Síguenos en la Redes Sociales

Recientes

Más leidos