ROMA, ITA. (Especial).- La Conferencia Episcopal de México emitió un comunicado desde esta ciudad, signado por su presidente, el Arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, así como el secretario general, Alfonso G. Miranda Guardiola, en el que informaron que concluyó la participación de la delegación mexicana en el Encuentro sobre la Protección del Menor en la Iglesia, convocado esta semana por S.S. el Papa Francisco, ante las crecientes acusaciones de pederastia clerical; en dicho documento, aseguran que la prioridad de su ministerio es atender a las víctimas de estos abusos, ya que en su opinión, “pedir perdón no es suficiente”.

El boletín titulado “Primeras consideraciones sobre el Encuentro de Protección de menores en Roma”, la CEM afirma que la misión es “erradicar el gravísimo problema del abuso sexual por parte del clero”, por lo que mantendrán su atención en las víctimas y le acompañarán en su proceso de sanación, a la par que harán más rigurosa la selección de párrocos con el fin de evitar que vuelvan a ocurrir estas atrocidades y darán toda la cooperación tanto a la autoridad ministerial como las Diócesis, en sus procesos de denuncia civil.

“Hemos escuchado a algunas víctimas, palpado su dolor y nos duele profundamente el daño causado como Iglesia. No es suficiente pedir perdón, es necesario un cambio de perspectiva. Poner a la víctima en primer lugar, escucharla, comprenderla, acompañarla y comprometernos en su proceso de sanación, promoviendo que en las diócesis se lleven a cabo los procesos de denuncia civil, ofreciendo toda la cooperación eclesial para colaborar con la autoridad ministerial” asegura el titular del Arzobispado en el documento divulgado la víspera.

También abundó en la selección y formación de sacerdotes con apoyo de especialistas, para fortalecer la vocación de servicio con su grey y evitar aquellos elementos que representen un riesgo para las personas vulnerables.

“El Papa Francisco ha dado la indicación de reforzar y verificar las directrices de las Conferencias Episcopales elevándolas a un rango normativo, no solo indicativo. En el caso particular de México, ahora le corresponderá a la CEM apoyar, supervisar y verificar en cada una de las diócesis, el cumplimiento, por una parte, de los procedimientos canónicos establecidos, estos últimos de acuerdo a las Líneas Guías, aprobadas por los obispos de México, y validadas por la Santa Sede; y por otra, el Protocolo de aplicación civil, conforme a la legislación sustantiva y adjetiva penal de los diferentes Estados de la República”, añade la CEM en el texto.

Por último, Mons. Rogelio Cabrera López informó que la delegación mexicana que encabezó en el encuentro global, tuvo una audiencia privada con el Santo Padre, donde además de reiterarle el cariño y apoyo del pueblo de México a su papado, le entregaron un ejemplar del Proyecto Global de Pastoral 2031- 2033, que encomendó a los obispos mexicanos durante su visita apostólica a nuestro país en febrero de 2016. La comitiva volverá a territorio mexicano el próximo 3 de marzo.


Síguenos en la Redes Sociales

Más leidos

  • Semana

  • Mes

  • Todos