La Nunciatura Apostólica en México convocó a personalidades de la política mexicana y líderes de organizaciones eclesiales para festejar el aniversario de la elección de Jorge Bergoglio.

Ciudad de México.- Para conmemorar aquella tarde noche del 2013 cuando fue electo pontífice universal el cardenal arzobispo de Buenos Aires, Jorge Mario Bergoglio, la Nunciatura Apostólica en México convocó el pasado miércoles 13 de marzo a creyentes católicos mexicanos, representantes del estado mexicano, políticos y líderes de organizaciones sociales a la tradicional misa y recepción de festejos por los seis años del papa Francisco.

El encuentro comenzó con la celebración eucarística de agradecimiento por el pontificado de Francisco, por el de sus predecesores y por los católicos del pueblo mexicano. El Nuncio apostólico, Franco Coppola, presidió los actos litúrgicos y fue acompañado en la concelebración por el cardenal arzobispo de México, Carlos Aguiar Retes, y el arzobispo presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Rogelio Cabrera López.

Durante la homilía, el arzobispo Cabrera hizo un recuento de los pontífices de la segunda mitad del siglo XX y las dos primeras décadas del XXI. Reconoció los trabajos y, sobre todo, el abundante legado que los papas Juan XXIII, Paulo VI, Juan Pablo I, Juan Pablo II y Benedicto XVI han dejado al catolicismo contemporáneo. Y añadió que Francisco también ha puesto su impronta en la historia de la Iglesia con los gestos de ternura, su magisterio cotidiano y su preocupación por los pobres, los migrantes, descartados y marginados.

Tras la ceremonia y las salutaciones, el nuncio Coppola recordó a los asistentes el discurso del papa Francisco del pasado 4 de marzo ante los miembros de la Comisión para América Latina. Como en el discurso del pontífice, el representante diplomático señaló la importancia de que los católicos en la política no se limiten a ser simples reclutas de algún grupo, organización o partido, sino que sus principios les ayuden a vivir la amistad con su comunidad y a evitar el riesgo de ser manipulado.

El discurso al que hizo alusión el nuncio apostólico llama a “una nueva presencia de católicos en la política de América Latina”. Y a la petición del papa Francisco a no sólo cambiar los rostros de las campañas electorales sino “los métodos”: “Nuevos métodos que permitan forjar alternativas que simultáneamente sean críticas y constructivas. Alternativas que busquen siempre el bien posible, aunque sea modesto. Alternativas flexibles pero con clara identidad social cristiana. Y para ello, es preciso valorar de un modo nuevo a nuestro pueblo y a los movimientos populares que expresan su vitalidad, su historia y sus luchas más auténticas”.

Recordó que los católicos saben reconocer una legítima variedad de opciones posibles: “Una misma fe cristiana puede conducir a compromisos diferentes”. E invito a los presentes a que vivieran su fe “con gran libertad. Sin creer jamás que existe una única forma de compromiso político para los católicos. Un partido católico. Quizá fue esta una primera intuición en el despertar de la Doctrina social de la Iglesia que con el pasar de los años se fue ajustando a lo que realmente tiene que ser la vocación del político hoy día en la sociedad, digo cristiano. No va más el partido católico. En política es mejor tener una polifonía en política inspirada en una misma fe y construida con múltiples sonidos e instrumentos, que una aburrida melodía monocorde aparentemente correcta pero homogenizadora y neutralizante”.
El mensaje venía a cuento por los presentes en la recepción de la nunciatura: líderes políticos y representantes del servicio público, líderes religiosos y directores de organizaciones de acción social en México.

En representación del gobierno federal acudió la subsecretaria de Gobernación, Diana Álvarez Maury, quien emitió un breve mensaje sobre el interés de la administración actual por colaborar estrechamente con las organizaciones sociales y religiosas. Por la mesa directiva de la Cámara de Diputados hizo presencia el panista Marco Adame; también asistieron representantes de los gobiernos de los Estados, de otras delegaciones diplomáticas, titulares de fundaciones católicas y la excandidata presidencial, Margarita Zavala Gómez del Campo.

@monroyfelipe


Síguenos en la Redes Sociales

Más leidos

  • Semana

  • Mes

  • Todos