Colors: Purple Color

¿Existe tal cosa como el derecho a estar equivocado? Bueno … tal vez deberíamos plantearlo al revés: tengo el derecho de equivocarme sin que los demás me estén discriminando constantemente por mi error. Sin que otros usen mis errores como un argumento para no tomar en cuenta mis opiniones. Sin que no permitan que se olvide mi falla. Sí, ese es un derecho que todos tenemos.

Los planes de desarrollo que se han presentado en el país nos ofrecen y prometen importantes transformaciones del país en beneficio de la sociedad. Pero los planes elaborados en la etapa moderna, desde José López Portillo, no han alcanzado el paraíso prometido. Sin embargo, la sociedad es indiferente a dichos documentos pues, como es bien conocido, la mayoría de los mexicanos no lee y menos cuando se trata de documentos oficiales, ya sea por no creer en la autoridad o porque el lenguaje no resulta el más accesible.

En días recientes, desde una de las más altas instancias del país, se habló del tema de las leyes injustas. Un tema por demás polémico y que debería quedar muy claro en una democracia como en la que algunos todavía creemos.

La creciente tasa de incidentes violentos y criminales contra ministros de culto en el país hace imperante un debate sobre reformas profundas al régimen de Asociaciones Religiosas vigente y una reflexión sobre el cuidado de los derechos humanos de estos olvidados líderes comunitarios. Al menos así lo planteó la diputada federal, Graciela Zavaleta, en el marco de la presentación del documental "Tragedia y Crisol del Sacerdocio en México", realizado por el Centro Católico Multimedial en el Palacio Legislativo.

¿Será ocioso analizar la palabrería bíblica que los presidentes López y Calderón vertieron en sus redes sociales? ¿Qué implicaciones tiene para un Estado que sus referentes políticos se entrampen en teologías sibilinas? Es verdad que en un mundo donde los análisis económicos (sobre los intereses e incentivos egoístas) imperan sobre cualquier otro tipo de reflexión, se subestima la importancia de esta profunda naturaleza humana que amalgama religión con política, el poder con la moral.

Síguenos en la Redes Sociales

Recientes

Más leidos

  • Semana

  • Mes

  • Todos