Colors: Purple Color

Fijar la remuneración “adecuada” a cualquier trabajo personal, sea en el medio privado o en funciones al servicio del Estado, no puede ser consecuencia de un capricho, debe ser resultado de un estudio técnico. Y para eso, las ciencias de la administración, desde hace muchos decenios, tiene los recursos técnicos bien probados para hacer evaluación de puestos y fijar la remuneración adecuada.

Todo, por así decirlo, empieza mal con este nuevo gobierno de Andrés Manuel. Gabinete incluyendo personas incapaces, indeseables, con pocos que se salvan. El amiguismo a todo lo que da. Promesas incumplibles, por absurdas o porque no alcanza el dinero… gobierno que no muestra tener rumbo, basado en ocurrencias, en caprichos y, sobre todo, mostrando un enorme desconocimiento de cómo se gobierna a un país.

Después de escuchar los dos discursos del Presidente Andrés Manuel López Obrador, en el Congreso y en el Zócalo, me llegó a la mente una imagen del lugar donde nos encontramos a partir del primero de diciembre: la Isla de la Fantasía. Sí, aquel lugar de la serie televisiva del mismo nombre y en donde el anfitrión también era un mexicano: Ricardo Montalbán. Era un lugar imaginario, resultante de una fantasía y lleno de anhelos cuyo desarrollo atravesaba por momentos difíciles, a veces casi trágicos.

En estas últimas semanas y, particularmente en los discursos de la toma de posesión, se extraña la ausencia de una oposición al Gobierno Federal. Desgraciadamente, esta brilla por su ausencia. Y hace mucha falta. Incluso para el actual gobierno. Pero no cualquier clase de oposición. Una oposición inteligente de la que Jesús Reyes Heroles decía: “El que se opone, apoya.”

El Plan Nacional de Paz y Seguridad no ha dejado contento a nadie. Y presenta un caso de libro de texto sobre las falacias “Ad Hominem”, en las cuales no se juzgan los argumentos según sus propios méritos, sino según el prejuicio que se tiene sobre quien propone el argumento. En concreto: para los que dicen que “es un honor estar con Obrador”, el plan tiene que ser bueno, porque lo propone AMLO. Para los que creen que Andres Manuel es un peligro para el país, el plan tiene que ser forzosamente malo.

Síguenos en la Redes Sociales

Recientes

Más leidos