Colors: Orange Color

Síntesis: El próximo 23 de Noviembre, se llevará a cabo un magno evento en el Monumento a Cristo Rey. Además de celebrar el nombramiento de Anacleto González Flores como patrón de los laicos mexicanos, el evento llamado Laicos de Brazos Abiertos, busca una profunda reflexión sobre el legado del Beato Anacleto y su impacto en el momento actual.

Martes 24 de septiembre de 2019, 14 horas. Un grupo de jóvenes, mujeres y hombres, preparando todo lo necesario para la Mega Misión de la Arquidiócesis de México. En menos de 100 horas, el Cardenal Carlos Aguiar presidirá la misa de envío en la Basílica de Guadalupe en la cual se dará inicio formal a la repuesta de la Arquidiócesis a la convocatoria del Papa Francisco que declaró el próximo mes de octubre como mes misionero extraordinario. Un ambiente alegre, a pesar de la comprensible tensión por el inicio del evento. Alegría, mucho entusiasmo, gente que va y viene.

Una frase común cuando se discuten opiniones, posiciones ideológicas y diversos temas, es la de que “nadie tiene la verdad absoluta”. También aparece la frase cuando se discute de historia y de vida política, y en especial discutiendo asuntos de doctrina, con la intención de implicar una duda obligatoria.

El pasado lunes 29 de julio, la Conferencia Episcopal Mexicana anunció, con gran alegría (son sus propias palabras), que la Congregación Vaticana para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos aprobó al Beato Anacleto González Flores, uno de los laicos más destacados de la persecución conocida como la Cristiada, como patrono de los laicos mexicanos.

San Mateo nos cuenta en el capítulo 16 de su Evangelio, que Jesús preguntó a sus discípulos dos cosas, quién decía la gente que era Él y luego a ellos, quién decían que era. Simón Pedro respondió inspirado por el Padre: «Tú eres el Mesías, el Hijo del Dios vivo.» (Mt16:16).

 

Subcategorías