Guadalajara, Jal., 13 octubre 2019 – El Capítulo Guadalajara de SIGNIS México, la asociación de comunicadores católicos de México, presentó este domingo 13 de octubre un SIGNIS TALKS con la participación en vivo del Pbro. José-Román Flecha, con el tema “valores éticos en la comunicación”. El evento se realizó en el Auditorio de Valora Conciencia en los Medios, AC, en Guadalajara, Jal, México.

El Padre Flecha, doctor en teología con especialidad en moral; autor de 118 libros, conferencista en numerosos países de Europa, América, Asia, Medio Oriente y África, y comunicador nato, hizo gala de su amplio conocimiento y vasta experiencia catequética al plantear su tema según el formato clásico del Ver, Juzgar y Actuar. A continuación parafraseamos algunos puntos de la catequesis señalada:

VER:

  • Todos necesitamos comunicarnos, Si no lo hacemos, morimos. Comunicar es tan esencial como el comer.
  • Sin embargo, vivimos hoy en un mundo con serios problemas de comunicación. Estamos hiperconectados, pero vivimos aislados.
  • Iniciamos la reflexión considerando las tres grandes propiedades del ser: La bondad, la verdad y la belleza.
  • La verdad existe, aunque yo esté mal informado. La verdad es objetiva, aunque mi percepción o expresión de ella sea subjetiva.
  • La bondad es objetiva. El bien existe, aunque yo haya sido mal educado; o me deje llevar por mis instintos. El bien y el mal existen objetivamente.
  • La belleza es objetiva. Existe ella, y también existe la fealdad.
  • Pero, ¿qué ha ocurrido? Vivimos pensando que somos dueños de la verdad, la bondad y la belleza, propiciando la subjetividad de estos valores.
  • Hoy se piensa que lo verdadero es cierto. Pero no es así. La verdad es objetiva, la certeza es subjetiva. Ejemplo: Un niño puede tener la certeza de que esa mujer es su mamá, pero la verdad es que fue adoptado.
  • Lo mismo pasa con la bondad. ¿Quién cree hoy que algo es bueno o es malo en si mismo? Hoy se dice: “Yo decido qué es bueno o qué es malo, según mi propio criterio”.
  • Cuando Jesús se encuentra con la mujer adúltera, le invita a dejar atrás el pasado y mirar al futuro; le hace ver que lo que ha hecho es pecado, pero le perdona. La sociedad actual va en sentido contrario. Postula que nada es pecado, pero no perdona; niega la maldad, pero es terriblemente cruel con los que hacen el bien. La subjetivización ética es uno de los grandes problemas de hoy; y también uno de los grandes problemas de la comunicación.
  • Igual pasa con la belleza. Antes había unos cánones de la belleza. Hoy, ya no. Actualmente, el arte es también destrucción de los cánones. Cada artista piensa que los cánones de belleza los define él mismo. Como aquella joven que usa dos respuestas prefabricadas ante loa pregunta del por qué usa pantalones rotos: "Porque me gusta (respuesta subjetiva). Porque es la moda (respuesta sociológica)". Ninguna de estas respuestas atiende a la propiedad objetiva de la belleza.
  • La comunicación no está exenta de la crisis de subjetividad. La del transmisor y la del receptor. Se refleja en la subjetivización de los mensajes; es decir, expresar y hacer lo “políticamente correcto”; transmitiendo lo que está predeterminado por las mayorías.
  • Existe el group fake, donde la mayoría determina lo que es bueno y lo que es malo, respecto a la justicia, a la honradez, y a los valores en general. El péndulo ha girado: De la responsabilidad colectiva, a la responsabilidad individual y, ahora, a la irresponsabilidad colectiva: Nadie es responsable de la contaminación del planeta, nadie es responsable de los incendios en el Amazonas, nadie es responsable del sentido equívoco de la sexualidad humana, nadie es responsable de la tergiversación del concepto de justicia, nadie es responsable de la mentira.
  • Estamos ante el desafío de las fake news. Es preciso aprender a nadar contra corriente. No dejarse llevar por la mayoría.
  • El hombre tiene más miedo a la soledad que al error. Con tal de no estar sólo es capaz de casarse con cualquier mentira.
  • La comunicación, finalmente, debe ser un ministerio (servicio) que ame la verdad.

JUZGAR:

  • Las fake news están relatadas en la Biblia. La primera, dice el Papa Francisco, está en boca de la serpiente (Génesis). Lo grave del relato es que Eva accedió a dialogar con el mal, cuando el Papa ha insistido en lo contrario: Huir.
  • El Antiguo Testamento es toda una teología de la comunicación. En el Nuevo, Jesús es la Palabra hecha Carne; Carne viva.
  • Nuestra comunicación debe ser la orla del manto de Jesús que nuestra audiencia debe tocar para quedar curada.
  • La doctrina de la iglesia dice que los medios de comunicación son los nuevos areópagos desde los que se debe anunciar no algo, sino a alguien: A Jesucristo, nuestro Señor, que está vivo y que camina con nosotros.

ACTUAR:

  • Debemos conocer el mensaje y el destinatario. Predicar, como decía Karl Barth, con una mano en la Biblia; y en la otra, el periódico.
  • Estamos llamados a ser cántaros (cita de la Samaritana) que lleven el agua fresca de la Palabra de Dios a todos nuestros hermanos; entendiendo que el Evangelio no esclaviza, sino que libera. No deshumaniza, sino super-humaniza.
  • Lo sobrenatural no es antinatural. El Señor ha venido a sacar lo mejor de nosotros mismos.
  • Para eso se necesita las virtudes que hoy están tan olvidadas.

-------------------

Redacción: Luis Carlos Frias @luiscarlosfrias Director de SIGNIS México Capítulo Guadalajara