Ciudad de México.- Con ponentes nacionales e internacionales, SIGNIS México realizó el encuentro virtual con ocasión de la 54ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales y bajo la motivación del mensaje del papa Francisco: “Para que puedas contar y grabar en la memoria. La vida se hace historia”.

El encuentro fue inaugurado por Ricardo Cruz y Carlos Valles, presidente y vicepresidente de SIGNIS México; quienes compartieron el compromiso de SIGNIS en el servicio a la comunicación humana, de manera especial en medio de circunstancias tan apremiantes como la pandemia por coronavirus COVID-19 y las afectaciones a la humanidad.

Por su parte Helen Osman, presidente de SIGNIS Mundial, reflexionó en su mensaje a los comunicadores: “Este es un momento histórico y esperamos vivir para contar a nuestros hijos y nietos cómo nuestra fe nos sostuvo en estos días de terrible enfermedad y muerte. Tenemos una oportunidad de expresar la forma en que nuestra fe nos obliga a encarar otros desafíos que aparecen frente a nosotros como preocuparnos por los demás y por la gran cantidad de personas que se trasladan alrededor del mundo buscando seguridad y una manera de mantener a sus familias”.

En la primera de las intervenciones el sacerdote Lucio Ruiz, secretario general para la Comunicación de la Santa Sede, compartió sus reflexiones del patrimonio identitario que guardan las historias que se transmiten con profundidad y valores entre los pueblos. Destacó la importancia de que los relatos protejan la memoria, que a partir de la memoria construyan una historia mayor capaz de ser compartida y transmitida a otras generaciones y a otros pueblos.

Ruiz insistió en la necesidad de narrar desde nuestra identidad y juicio la versión de nuestra historia compartida: “Si no narramos nuestra versión siempre aparece alguien que tomará partido de nuestro silencio”, acotó.

El secretario Lucio Ruiz hizo una lectura del ‘Statio Orbis’, el evento en que el papa Francisco presidió en la Plaza de San Pedro para la oración mundial ante la pandemia del COVID-19: “Ha sido una parada, un acto litúrgico, un acto que refleja la historia y se hace historia”.

Desde México, el influencer juvenil Rorro Echavez -líder comunicador y motivador de gran éxito en las redes sociales- presentó su esquema de tres pilares para una comunicación real y eficiente: una comunicación soportada en el cuerpo, la mente y el alma: “porque somos alma encarnada”, apuntó el conferencista.

Rorro compartió con la audiencia su propia experiencia para encontrar el punto de inspiración en la audacia y la motivación para comunicar, para dialogar y hablar en público. Y confesó que un elemento importante para inspirar a los demás es contar nuestra propia historia con las vulnerabilidades que tenemos y la humanidad que compartimos.

El tercer conferencista, Juan Della Torre, fundador de La Machi Comunicación para Buenas Causas y el líder de una de las campañas más exitosas en la Iglesia católica ‘El Video del Papa’, compartió su reflexión sobre los elementos mercadológicos presentes en la vocación misionera y evangelizadora.

Della Torre hizo un viaje ante los elementos que la religión católica parece verificar en los cuatro principios del marketing moderno: producto, precio, colocación y promoción. Consideró que, a modo de símil, la Iglesia católica tiene la salvación eterna, completamente gratuita por la gracia de Dios, con servicios litúrgicos y salvíficos colocados en prácticamente todos los rincones del mundo y con un marco de promoción que cabe en la instrucción de Jesús: “Vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio”. Por lo que el reto, sintetizó, supone llevar las experiencias más profundas de la vida, como “dar el sí en el matrimonio, bautizar a tus hijos o despedir a tus seres queridos”.

El comunicador presentó los elementos necesarios para contar una historia convincente para finalmente preguntar, con base en una experiencia vivida con el pontífice, cómo es que comunica el papa Francisco. Della Torre reconoció que Bergoglio encontró un ‘territorio común’ para sugerir un ‘vinculo emocional relevante’ y a partir de ello generar auténtico ‘diálogo’.

El evento fue clausurado con el mensaje del arzobispo de Monterrey y presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Rogelio Cabrera López, quien expresó “Jesús nuestro señor nos encargó que el Evangelio tenía que ser llevado a todos los rincones de la Tierra, esa es la tarea de la Iglesia y es desde luego competencia de ustedes comunicadores. Nos toca llevar buenas noticias […] Cristo es la historia más bella, el relato máximo que todo comunicador católico tiene que llevar a los demás”.

Finalmente, el sacerdote Luis Gacía Orso SJ, asesor eclesiástico de SIGNIS concluyó la transmisión especial de la 45ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales mediante una oración de agradecimiento: “Dios, creador nuestro, que llamas a las cosas a la vida y nos creas a tu imagen y semejanza, generadores de historias junto a ti: Ayúdanos tú a narrar en nuestro mundo cómo tú te sigues haciendo presente en nuestra historia y quieres darnos vida y salvación [...] Cuando rememoramos el amor que nos creó y nos salvó, cuando ponemos amor en nuestras historias diarias, cuando tejemos de misericordia a los demás la trama de nuestros días, entonces hacemos de nuestra existencia lo que tú, Padre, quieres que sea”.

Redacción: Felipe de J. Monroy