• SIGNIS México celebra su Asamblea Ordinaria 2020
  • Ricardo Cruz y Carlos Valles presentan informes de labores y financiero
  • Testifican Monseñor Salvador Gonzáles y Obispo Víctor Aguilar Ledesma
  • Desmantelar fake news, misión prioritaria de comunicadores católicos

Ciudad de México, 8 de febrero de 2020.- Ante el complicado marco geopolítico en el que se hallan inmersos América Latina y el Caribe en la actualidad, en donde la falta de libertad de expresión y las violaciones a los estados de derecho, la persecución y abusos a los pueblos originarios, la corrupción, la precariedad laboral, el narcotráfico y la violencia son algunos de los “males endémicos”, la misión de SIGNIS es la “imperiosa necesidad y conveniencia de construir una cultura de la Paz”. En esta misión, es responsabilidad de los comunicadores católicos desmantelar las mentiras de la fake news, es decir, las noticias falsas difundidas desde diversos grupos de poder, incluso desde la cúpula gubernamental, a través de portales de noticias, prensa escrita, radio, televisión y redes sociales, cuyo objetivo es la desinformación de la opinión pública. Su principal compromiso es con la verdad, sostuvo Carlos Ferraro, presidente de SIGNIS América Latina y el Caribe.

Durante la Asamblea Ordinaria de SIGNIS México –la organización de comunicadores católicos más grande el mundo, con presencia en 110 países- encabezada por Ricardo Cruz, presidente, y Carlos Valles, vicepresidente, y ante la presencia de Monseñor Salvador González Morales, obispo auxiliar de la Arquidiócesis Primada de México, y representante del Arzobispo Primado de México, Carlos Aguiar Retes; el Obispo auxiliar de Morelia, Víctor Alejandro Aguilar Ledesma y presidente de la Dimensión Episcopal para los Laicos; y Luis García Orso, asesor eclesiástico de SIGNIS, Ferraro resaltó la labor informativa de esta organización no gubernamental, fundamentada ante todo en una “fidelidad a la verdad, desde un dimensión crítica y al mismo tiempo esperanzadora”, así como en informaciones relativas a la lucha de derechos, tanto por parte de las poblaciones más vulnerables, como de los comunicadores. “Debemos avanzar tomando conciencia de que esta realidad compleja, variable y altamente ideologizada nos exige tener una mirada atenta, permanente y fundamentalmente astuta acerca de la dinámica del poder”, puntualizó.

En el foro desarrollado en las instalaciones de la Universidad Panamericana, aclaró: “La construcción de una cultura de paz es un proceso lento y permanente, como son los procesos del cultivo donde hay un tiempo para la siembra, otro para el crecimiento y, finalmente, el de los frutos de la cosecha”. SIGNIS, recalcó, tiene la vocación de la siembra de esa cultura, y lo expresa a través de sus objetivos institucionales y sus programas de trabajo, cimentados fundamentalmente en lo que nuestra Iglesia, hoy, a través del Papa Francisco, exhorta en los documentos del Evangelio Gaudium y Laudato Si. El presidente de SIGNIS ALC destacó en su exposición el mensaje que emitiera el Papa Pablo VI en 1972, durante la celebración de las Jornadas de Paz: “Si quieres la paz, trabaja por la justicia”.

El ponente destacó la trayectoria histórica de SIGNIS, desde la fundación en 1927 de la Organización Católica Internacional del Cine OCIC, hasta su fusión con la UNDA (Asociación Católica Internacional para la Radio y Televisión) en 2001, y con ello la creación de SIGNIS, la cual agrupa a organizaciones de comunicación en todo el mundo. En América Latina y el Caribe cuenta con 29 asociados, 14 en el continente y 15 en el Caribe. Su directiva se renueva cada cuatro años, a través de elecciones, y las próximas se realizarán en agosto de 2021, en Seúl, Corea del Sur.

Hacer patente los valores del Evangelio y denunciar aquellos que no se cumplen es una de las principales responsabilidades de los integrantes de los comunicadores de SIGNIS. “El plan de salvación de Dios es un plan de comunicación. El emisor es Dios Padre, la palabra, su hijo Jesús es el medio y el mensaje, y receptor de la voluntad de su Padre (…) El mundo necesita la palabra de Dios”, resaltó Farrero, quien conminó a los presentes, comunicadores laicos, a abandonar su zona de confort y acompañar su formación permanente con la evolución de la comunicación y la información, con una dinámica creativa.

Durante la Asamblea Ordinaria de SIGNIS México 2020, se aprobaron las nuevas membresías de la organización: Adriana Ruvalcaba, Alfredo Bladinieres García, Claudia Romero García, Erick Quintana González, Eva Sánchez Magaña, Gabriela Reynoso Navarro, Gerardo Canseco, Héctor Sampieri Rubach, Juan Rodríguez Labastida, José Manuel de Urquidi, Luis Mauricio Saldaña Ayala, María Mendoza, Miguel Ayala Vieyra, Nelly Canseco, Pedro Rodríguez González, Francisco González Garza, Gustavo Hernández, Coyolicatzin Guadalupe Mendoza Díaz y Sergio Joel Ascencio Casillas.

El presidente de SIGNIS México, Ricardo Cruz, presentó su informe anual de labores, donde sobresalió la organización de diversos eventos de comunicación como “Propuestas por la Vida”, en el mes de agosto pasado; la 53 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales; SIGNIS TALKS en Guadalajara, Jalisco, en el mes de octubre, con la participación del Padre José Román Flecha, quien abordó el tema “Valores éticos de la comunicación”; participación en el magno evento “Laicos de Brazos Abiertos”, en noviembre en el Parque Bicentenario en el municipio de Silao, Guanajuato, a los pies del monumento a Cristo Rey, donde se consagro al Beato Anacleto González como patrono de los laicos de México; y “Dos Miradas a la Vocación Sacerdotal”, último SIGNIS TALKS del 2019, en el mes de diciembre.

Carlos Valles, vicepresidente de SIGNIS México, presentó el informe financiero de la organización y conminó a los integrantes a cubrir en tiempo y forma sus cuotas para poder afrontar los desafíos en la materia, los cuales requieren de recursos materiales y humanos. También fueron abordados los temas de la redacción y aprobación de los nuevos estatutos de SIGNIS México, así como la readmisión de miembros, quienes por diferentes causas se ausentaron de la organización.