Colors: Yellow Color

El suicidio de una alumna del ITAM es trágico por donde se vea. Por ser una chica valiente (no cualquiera se atreve a entrar al ITAM), valiosa y prometedora. Es fácil acusarla de ser parte de una “generación de cristal”. También es fácil acusar a la familia, al sistema la una escuela o a los profesores. A uno en particular, una de las “joyas de la corona” de los profesores del país. Hasta un desbalance en la química del cerebro puede causar un suicidio. Ciertamente es un ataque brutal a la vida, pero no debemos apresurarnos para condenar a la suicida. Ella será recibida por la misericordia infinita de Dios, que sanará sus heridas y limpiará sus lágrimas.

Muchas veces las amistades surgen con ocasión de los estudios en la escuela o en la universidad; otras veces, por parentesco; también con ocasión de coincidir en algún deporte o un centro deportivo; de igual forma por el hecho de compartir las mismas aficiones, por ejemplo, hacia la historia, la música, las bellas artes, etc.

El tema es, por supuesto, el de matar nonatos, hecho llamado aborto, y eufemísticamente (por perversidad) interrupción legal del embarazo. Es un tema que no se puede dejar de lado, pues aparece todos los días de alguna forma, en muchos lugares y medios. Y lo peor es que las arremetidas (muchas, muchas) para permitirlo legal, impunemente, siguen amenazando vidas inocentes.

Hay muchas personas a las que admiramos porque en su actividad diaria tienen prestigio profesional; a la vez estudian maestrías o doctorados; atienden bien a su familia y cuidan de la formación humana y académica de sus hijos; están aprendiendo un nuevo idioma; cuidan de practicar algún deporte para mantenerse en buena condición física; son amigueros, los frecuentan y asisten a algunas reuniones sociales…

Cuando era niño, lector voraz, descubrí en casa de mi abuelo una colección de viejos “Selecciones”, que me puse a hojear y a leer. En uno de ellos había un artículo sobre los plásticos, mencionando que tras la guerra (la 2a Mundial), serían una promesa para múltiples usos civiles, pues entonces eran más bien de uso militar.