Mientras que en México, los periódicos hablaron de manera exhaustiva del Día de la Mujer, 8 de marzo, como el ‘día de la violencia contra la mujer’, y de las manifestaciones de protesta por miles y miles de mujeres en toda la República Mexicana, quienes además de manifestarse, hicieron un ‘paro nacional sin mujeres’ en oficinas, comercios, etc. por la muerte violenta de cientos de mujeres, por el contrario, en la Organización de las Naciones Unidas, en donde usualmente se reúnen en esta fecha más de diez mil mujeres anualmente en la Conferencia Mundial de la Mujer, este año, hubo gran decepción, casi no hubo aplausos, y los pasillos, atestados en otros años, estuvieron desiertos.

Ahora que vemos claramente el inminente peligro de un “virus” llamado Covid-19, que ataca furiosamente a la población mundial y amenaza de muerte a chicos(as), adultos y ancianos(as), todos tengamos tanto temor a morir, cuando contradictoriamente, se mate de manera brutal a tantos y tantos miles de bebés no nacidos sanos, indefensos e inocentes dentro del vientre de sus madres. La pregunta es si ellos tienen el mismo miedo de muerte que quienes ya habitamos en este mundo, o tienen más coraje que nosotros y desean solamente… ¡vivir!

¿Quién o qué logró esta desertificación en la ONU y la detención de la marea abortista este año? Pues simplemente fue el COVID-19, del que tanto se ha hablado. Los Estados miembro de la Organización de las Naciones Unidas, decidieron solamente llevar a cabo la porción de negocios de la Conferencia Mundial de la Mujer para adoptar una declaración política en el 25º Aniversario de la Cuarta Conferencia de la Mujer llevada a cabo en Beijing en 1995. Pero, nadie celebró. Muchos se quejaron de que hubo un “pushback” o retroceso en lo referente a lo que llaman ‘derecho internacional al aborto’ y que muchas feministas se proponían consolidar durante esta conferencia.

Gobiernos a favor del aborto y funcionarios aliados de la ONU mostraron frustración con respecto a la postura provida de Estados Unidos. Hemos de decir que esta postura provida, ha ayudado de gran modo a otros países, a expresar su oposición al aborto en debates de la ONU, contrariamente a lo que sucedía anteriormente durante el gobierno del presidente Obama, decididamente a favor del aborto.

La sorprendente declaración del presidente Trump el día 24 de enero es de tomarse en cuenta, independientemente de nuestra consideración de su alto nivel político, de su pasada historia personal y del tiempo de próximas elecciones en ese país. Sería de desearse que otros presidentes como el de este país, se expresaran tan claramente a favor de la vida humana. Aquí un resumen de sus palabras:

“Todos nosotros aquí entendemos una verdad eterna: cada niño es un regalo precioso de Dios. Juntos, debemos proteger, apreciar y defender la dignidad y la santidad de toda vida humana.

Cuando vemos la imagen de un bebé en el útero, vislumbramos la majestad de la creación de Dios. Cuando sostenemos a un recién nacido en nuestros brazos, sabemos el amor infinito que cada niño trae a una familia…

Cuando vemos crecer a un niño, vemos el esplendor que irradia cada alma humana. Una vida cambia el mundo…

Como nos dice la Biblia, cada persona está hecha maravillosamente…”

La Comisión sobre el Status de la Mujer (Commission on the Status of Women), ONU este año adoptó una declaración política que no incluye lenguaje sobre aborto, término que permanece como lenguaje controvertido desde 2015 en que se excluyó la expresión “salud sexual y reproductiva” de la conferencia llevada a cabo ese año. Sin embargo, algunos gobiernos fueron críticos de la declaración ya que excluyó esa misma expresión que equivale a la palabra ‘aborto’. Entre los disgustados estuvieron los Países Nórdicos, miembros de la Unión Europea y quince países latinoamericanos agrupados en el “Compromiso de Santiago” entre los que se encuentra México, los cuales promueven decididamente la ‘agenda regional de género’. María-Noel Vaeza, Directora Regional de ONU-Mujeres para las Américas y el Caribe dijo que este grupo de países debe tener como ruta el “Compromiso de Santiago” para la “consolidación de la agenda de género”.

Y en referencia a México, recibimos noticias de que el 6 de febrero del 2020 la Secretaría de Gobernación anunció que Gabriela Rodríguez Ramírez sería la nueva secretaria ejecutiva del Consejo Nacional de Población (CONAPO).

La C. Gabriela Rodríguez ha trabajado esencialmente en asuntos de ‘género’. Trabajó en el primer Programa Nacional de Educación Sexual del CONAPO, fue titular de la Secretaría de las Mujeres de la Ciudad de México y diputada Constituyente de la Ciudad de México por el partido Morena. Fue además subdirectora de MEXFAM, filial mexicana de International Planned Parenthood que es la organización abortista mundial más grande del mundo y colaboradora con GIRE, grupo que ha difundido desde su fundación el aborto en la República Mexicana.

En la ONU mientras tanto, ya comienzan las negociaciones para la Conferencia de la 53ª sesión de la Comisión sobre Población y Desarrollo (CPD por sus siglas en inglés) que está programada para fines de este mes, y sin embargo se ha recomendado a los países no enviar a sus delegaciones debido a la pandemia existente. Sin embargo, las negociaciones han comenzado detrás del escenario principal.

El tema de esta conferencia es “Población, seguridad de alimentos, nutrición y desarrollo sostenible”, pero a pesar del título como en años anteriores, el borrador inicial para el documento resultante indica que las mayores disputas serán con respecto al ‘aborto’. Ya es notorio que en primer borrador (zero draft) existen varias referencias a la “salud sexual y reproductiva”, término controvertido por su significado abortista y también a “salud sexual y reproductiva” y a “derechos reproductivos” como “centrales en la realización de la justicia social para el logro de compromisos globales, regionales y nacionales para el desarrollo sostenible.”

Casi podemos imaginarnos la respuesta que dará México a estas propuestas durante la próxima Conferencia sobre Población y Desarrollo (CPD), al tener en nuestro Consejo Nacional de Población a una ministra proabortista como la Sra. Gabriela Rodríguez.

El Departamento de Asuntos Sociales y Económicos de la ONU sugiere “aminorar el crecimiento poblacional” junto con patrones de consumo, como maneras de enfocar problemas del medio ambiente. Mientras tanto, algunos representantes que buscan un lenguaje que reconozca el importante papel de la familia en potenciar el desarrollo global y la construcción de la seguridad alimentaria serán los primeros decepcionados, ya que el “zero draft” solamente se refiere a la “familia” en el contexto de “planificación familiar”.

Volviendo al tema de la “violencia” con el que comencé este artículo, veamos qué pasa en la etapa inicial de un ser humano. La biología molecular ha descubierto que “ya para la 3ª división celular (mucho antes de la implantación), todo el control de crecimiento y desarrollo son establecidos por el DNA del niño. Esto significa que inmediatamente después de la concepción, todo el programa para el crecimiento del ser humano está contenido en sí” (Estudios de Biología Molecular).

La “Association of Pre and Perinatal Psychology and Health” (Asociación de Pricología y Salud Prenatal) APPPAH, así como padres de familia, mujeres, criminólogos, policías, teólogos, psicólogos, maestros, trabajadores de la salud, etc., sorprendidos y alarmados por la epidemia de violencia de hoy, se preguntan si se han hecho investigaciones que conduzcan a la solución de esta problemática. Mucho se ha hecho, y sin embargo raramente se ha explorado el origen de la violencia en el génesis de la vida humana.

En estudios elaborados ya existe la convicción de que cualquier violencia que se ejerce al no-nacido en el seno de su madre y/o en el momento de nacer, es una forma condicional que actúa de molde para las relaciones posteriores y puede afectar la salud física y mental de la persona por varias décadas.

Ya desde antes de la octava semana después de la concepción, están presentes en la zona bucal del feto los receptores del tacto, que después se extienden por toda la superficie del cuerpo. La sensibilidad del tacto en el bebé no nacido se expresa en una serie de movimientos protectores para evitar hasta la caricia de un pelo en su mejilla.

En cuanto a las fuentes sensoriales del feto, es relevante subrayar que estudios científicos médicos han demostrado que el feto experimenta dolor. Cuando un ser humano en el vientre de su madre tiene dolor, no tiene aire para externar sonido, pero responde con movimientos rápidos y vigorosos de su cuerpo, de respiración y precipitaciones hormonales.

Sería deseable, aún más apremiante que tanto en el ámbito mundial como en nuestro país se tomara en cuenta no solamente la actual crisis del COVID-19 o “coronavirus” en la que se toman las más extremas medidas de protección a la “vida”, sino el sufrimiento y muerte de tantos miles de seres humanos que intentan vivir y que no mueren por una enfermedad, ni por epidemia, ni nadie extrema las medidas para evitar su muerte, sino que por el contrario, se les provoca una muerte indigna. Fuentes médicas y científicas nos dicen lo siguiente:

“Los sentidos neuroanatómicos del tacto demuestran que el dolor es una señal importante, sobre todo el dolor agudo en los abortos efectuados desde antes de las 24 semanas y después, pues consisten en el desmembramiento del no nacido con fórceps metálicos puntiagudos o la sustitución del líquido amniótico por una solución salina que el pequeño inhala mientras la sal quema su piel, y se ha visto que aún así, el niño puede vivir en estas condiciones hasta una hora y sin anestesia, sufriendo dolores intensos hasta su muerte.”

La vida esconde en su origen y en su actualidad el misterio de su ‘por qué’. Para hacer valer los derechos humanos de las personas, ninguna instancia puede violar legalmente el principal derecho del ser humano que es el derecho a la vida.

-----------

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Norma Mendoza-Alexandry es miembro SIGNIS México


Síguenos en la Redes Sociales

Recientes

Más leidos

  • Semana

  • Mes

  • Todos